LA NORMA EN 60079-17

LO MÁS DESTACADO DE LA NORMA


Por razones de seguridad es esencial que en zonas ATEX, durante toda la vida de las instalaciones, se mantenga la integridad de las características especiales de todos los equipos. Por lo tanto cuando existan zonas con riesgo de explosión se debería aplicar la norma EN 60079-17.


Después de cualquier ajuste, mantenimiento, reparación, reconstrucción, modificación o sustitución, el equipo o las correspondientes partes involucradas se deben verificar de acuerdo con la norma EN 60079-17. Los resultados de todas los mantenimientos deben de ser guardados y conservados.

Antes de la puerta en servicio de una instalación o equipo, se debe realizar una inspección inicial.


La inspección y el mantenimiento de las instalaciones cubiertas por esta norma solo lo debe llevar a cabo personal experimentado cuya formación incluya la instrucción sobre los diferentes modos de protección y la práctica de instalación, los requisitos de esta norma, las correspondientes reglamentaciones nacionales/reglas propias de la empresa que son de aplicación a la instalación, así como sobre los principios generales de clasificación de zonas. Se deben dar regularmente cursos continuos adecuados de educación y entrenamiento a todo el personal. Debe estar disponible y documentada la evidencia de la experiencia apropiada y de la formación demandada.


En los equipos existentes que no se puedan identificar como certificados para uso en emplazamientos peligrosos es necesario que se establezca que el equipo es adecuado para seguir estando en uso. Con la finalidad de hacer funcionar y mantener correctamente el equipo, será necesaria una evaluación para comprobar la especificación del equipo y determinar su idoneidad para la ubicación específica con el objeto de determinar los requisitos adecuados de inspección y mantenimiento.


La norma de es de obligado cumplimiento, pero el reglamento de baja tensión indica en su punto BT-29 capítulo 6.3:

"Las instalaciones objeto de esta instrucción se someterán a un mantenimiento que garantice la conservación de las condiciones de seguridad. Como criterio al respecto, se seguirá lo establecido en la norma UNE-EN 60079-17."


Para asegurar que las instalaciones se mantienen en una condición satisfactoria para uso continuo en un emplazamiento peligroso, se deben realizar inspecciones periódicas regulares o supervisión continua. Los resultados de todas las inspecciones deben de ser guardados y conservados.


Cuando en los equipos protegidos contra explosiones falten o sean ilegibles los marcados o placas de certificación, se pueden utilizar métodos alternativos para determinar la trazabilidad de los detalles de la certificación del equipo específico. El método utilizado podría incluir: etiquetas de identificación adicionales que incorporen los números de identificación unitarios, los números de serie o las referencias de la base de datos de la instalación. El método para adjuntar o fijar el etiquetado no debe reducir la integridad del equipo.

El inventario y la identificación del método de marcado para la gestión del equipo protegido contra la explosión, deben permitir seguir la sustitución del equipo por un equipo sustituido o reparado, que puede tener una certificación y un marcado diferentes del equipo original.

Con finalidades de inspección y mantenimiento, debe estar disponible la siguiente documentación actualizada (dossier de verificación), incluyendo cualquier registro de modificación, de los siguientes puntos:

a) la clasificación de emplazamientos:

si están incluidos, el nivel de protección del equipo (EPL) requerido para cada emplazamiento (véanse las Normas IEC 60079-10-1 e IEC 60079-10-2);

b) para gases:

requisitos del grupo de equipos (IIA, IIB o IIC) y clase de temperatura; 


c) para polvos:

requisitos del grupo de equipos (IIIA, IIIB o IIIC) y temperatura superficial máxima;

d) características del equipo:

por ejemplo, las gamas de temperatura, el modo de protección, el grado IP , la resistencia a la corrosión; 


e) registros uficientes:

que permitan que el equipo protegido contra explosiones sea mantenido de acuerdo con su modo de protección.